Mohammed Asad: El otro Lawrence de Arabia

“Islam should be presented without any fanaticism. Without any stress on our having the only possible way and the others are lost. Moderation in all forms is a basic demand of Islam.”                Muhammad Asad

Leopold Weiss nació el 2 de julio de 1900 en una familia de rabinos judíos en Lemberg, antiguo Imperio austrohúngaro, hoy día en Ucrania. Para estudiar psicoanálisis se traslada a Viena. Inquieto buscador no termina de encontrar su sitio en Viena, viaja a Berlin y después a Jerusalén القُدْس donde conoce la cultura beduina palestina. En 1927 se convierte al Islam y adopta el nombre de Mohammad Asad مُحَمّد أسد. A partir de ahí emprende un viaje por todo Oriente Medio, se hace corresponsal (Neue Zürcher Zeitung), entabla amistad con el Rey Ibn Saud de Arabia Saudí y desarrolla una frenética actividad de pensador e intelectual, además de diplomático, politólogo, traductor y escritor. Muhammad Iqbal, filósofo y político, le invita a participar en la creación de la incipiente República de Pakistan. Acepta y colabora en la redacción de la Carta Magna.

Al final de sus días, decepcionado con la interpretación rigurosa del Islam y el cerrazón intelectual de sus contemporáneos se retira, tras una breve estancia en Marruecos, a España. Muhammad Asad fallece en el año 1992 en Andalucía, donde es enterrado en el cementerio islámico de Granada.

Muhammad Asad fue testigo privilegiado del siglo XX y autor de múltiples artículos de opinión, ensayos y libros. Destacan “The Road to Mecca” y “The Message of The Quran”, una traducción comentada del Corán.

El presente documental sobre Muhammad Asad titulado “The Road to Mecca”, film fue realizado por George Misch. En esta entrada puedes ver el documental completo aunque si pulsas play el video se inicia/debería iniciar en el minuto 1:23:50,  momento de la visita a la tumba de Muhammad Asad en Granada. Una escena que recomiendo ver por el paisaje, las vistas del cementerio islámico de Granada, y por la conversación interesante entre el cuidador de Muhammad Asad y el responsable del cementerio islámico. Otro momento curioso de la cinta se desarrolla a partir del minuto 1:15:57. Se trata de una conversación entre dos judías tangerinas que hablan en castellano sobre sus encuentros con Asad.

Un breve artículo sobre Muhammad Asad en inglés puede encontrarse en la página web Qantara.de, otro en Aljazeera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s