Archivo del Autor: Carlus

El plural الجَمْع. Ejercicios (1)

1. Convierte el singular en plural

Copia las siguientes frases y convierte el singular en plural. Recuerda la formación y la concordancia de los diferentes tipos de plurales que existen en lengua árabe. Si no recuerdas las reglas puedes consultar las entradas “El plural sano” y “El plural fracto“. Si hay algún término cuyo significado quieras consultar, aquí tienes el enlace a teclado y diccionarios árabes.

مِنْطَقة قديمة

بيت جميل

كتاب عربيّ

جَبَل عظيم

بِنْت لطيفة

مدينة كبيرة

مُعَلِّم إسبانيّ

سَيّارة يابانيّة

أُسْتاذة جَديدة

شارِع واسِع

دَرْس مُمِلّ

2. Rellena los huecos

En el siguiente ejercicio has de formar el plural e insertar la información dada entre paréntesis en los espacios en blanco. Puedes encontrar el ejercicio y el vocabulario en el manual al-Kitaab fii Taʽallum al-ʽArabiyya (1), pág.  23 a 26.

Captura de pantalla 2015-01-19 a la(s) 16.39.06

Anuncios

El plural (3). Resumen

Para formar correctamente el plural de los sustantivos árabes has de proceder de la siguiente manera:

1. Determina el tipo de plural

Si el sustantivo forma su plural de manera a) regular الجمع السالم o de manera b) irregular الجمع التكسير.

a) El plural es regular

Si es un plural regular, has de ver si es de género femenino مؤنّث o masculino مُذَكّر. Reconoces el género por las marcas externas (ة) y/o por el significado. Si es femenino añades el sufijo ـات (la ة desaparece). Si es plural sano masculino le añades el sufijo ـونَ. Se trata a menudo de gentilicios, oficios y participios.

Captura de pantalla 2015-01-22 a la(s) 12.04.19

b) El plural es fracto (irregular)

Si se trata de un plural fracto has de consultar su plural en el diccionario. Suele aparecer tras la letra ج.

Captura de pantalla 2015-01-22 a la(s) 12.13.08

2. Regla de concordancia

a) Todo plural que haga referencia a un ser racional (humano) concuerda con el adjetivo en número, género y determinación.

Captura de pantalla 2015-01-22 a la(s) 12.21.31

b) Si se trata de un ser irracional (no humano, es decir, un animal, un objeto o un concepto abstracto) concuerda con el adjetivo en femenino singular. Quiere decir que en muchos casos has añadir una ة al adjetivo correspondiente.

Captura de pantalla 2015-01-22 a la(s) 12.20.18

Nota

1. Si el diccionario que consultas no hace referencia al plural es que se trata de un plural sano/regular الجمع السالم. Si forma un plural fracto التكسير, este aparece en el diccionario tras la la letra ج.

2. Las palabras que adoptan el plural sano الجمع السالم (regular) suelen ser gentilicios, oficios/profesiones y participios.

3. Si el plural sano tiene función de acusativo o genitivo, el sufijo para el masculino será ـِينَ (en vez de ـُونَ). El plural sano femenino cambiará su marca flexiva de amma (ـاتُ) a kasra (ـاتِ).

4. Existen unos 11 paradigmas o esquemas formales diferentes que recogen todos los términos que forman su plural de manera irregular, es decir, fracto. Se trata, sobre todo, de cambios en las vocales breves y largas. Para mostrar el cambio la gramática árabe toma como referencia el término َفَعَل.

Materia afín: El plural sanoEl plural fractoEjercicios (1) y Ejercicios (2)

El plural (2). El plural fracto

La lengua árabe distingue dos tipos de plurales: el plural sano الجَمْع السالِم y el plural llamado fracto الجَمْع التَكْسير. Para ver forma y uso del plural sano (o regular) puedes consultar la entrada El plural sano o regular. En general, recomiendo que memorices el plural de cada palabra nueva que aprendas. Con el tiempo, no obstante, podrás apreciar como los plurales fractos responden a un número reducido de paradigmas, es decir, de esquemas formales.

El plural fracto الجَمْع التَكسير

a) Formación

La denominación de plural fracto hace referencia a su formación pues se construye mediante la introducción de sufijos entre las letras radicales del término en singular y/0 la modificación de las vocales. Existe un número limitado de paradigmas, de esquemas formales. A modo de ejemplo, algunos paradigmas frecuentes:

Captura de pantalla 2015-01-19 a la(s) 14.06.17

Captura de pantalla 2015-01-19 a la(s) 14.06.27

Captura de pantalla 2015-01-19 a la(s) 14.06.39

Captura de pantalla 2015-01-19 a la(s) 14.06.57

Si lees las palabras en voz alta es probable que percibas el paradigma que subyace a los cambios vocálicos que experimentan los plurales fractos.

PD:  La gramática árabe toma como referencia el término trilítero فعل (aquí en rojo) para visualizar los cambios que se producen en la raíz de la palabra.

b) Concordancia

Seres racionales

Los adjetivos concuerdan con el nombre a que acompañan en género, número y caso, siempre y cuando el sustantivo haga referencia a un ser racional. (En algunos casos excepcionales concuerda en femenino singular cuando se trata de un colectivo que suprime la individualidad de sus integrantes).

Seres no racionales

Los plurales que hacen referencia a seres no racionales (no humanos), a animales, seres inanimados, objetos y conceptos abstractos concuerdan siempre en femenino singular.  

c) Ejemplos

Captura de pantalla 2015-01-20 a la(s) 11.39.21

Captura de pantalla 2015-01-20 a la(s) 11.38.07

Captura de pantalla 2015-01-20 a la(s) 11.41.11

Bibliografía: Haywood y Nahmad, Nueva Gramática Árabe, Trad. F. Ruíz Girela, Madrid: Editorial Coloquio, 1992; y K. Brustad, M. al-Batal, A. al-Tonsi, al-Kitaab fii Taʽallum al-ʽArabiyya (1).

El plural (1). El plural sano o regular

La lengua árabe distingue dos tipos de plurales: el plural sano الجَمْع السالِم y el plural llamado fracto الجَمْع التَكْسير. El sano, es decir, el plural regular, añade unos morfemas a las formas singulares. El plural fracto se caracteriza por introducir vocales al término en singular y romper así la raíz de la palabra en cuestión. En principio, es recomendable memorizar el plural de cada nueva palabra que aprendas. En diccionarios y glosarios, la letra /ج/ (de جَمْع, plural) índica el plural del término en cuestión.

Captura de pantalla 2015-01-19 a la(s) 10.51.43

El plural sano الجَمْع السالِم

a) El plural sano masculino الجمع السالم المُذكّر

b) El plural sano femenino الجَمْع السالم المُؤنّث

c) La concordancia

d) Ejemplos

El plural sano (o regular) conoce una forma para el femenino y otra para el masculino. Se forma añadiendo ciertos morfemas a las palabras en singular.

a) El plural sano masculino الجمع السالم المُذكّر

Este plural se forma añadiendo la terminación ـُونَ al singular en nominativo. En el caso que el plural en cuestión desempeñe la función sintáctica de acusativo o genitivo, la terminación será ـِينَ . Se trata, generalmente, de palabras que designan seres racionales masculinos (aunque no todos los nombres y adjetivos que hacen referencia a seres racionales admiten este plural). Quedan excluidos animales, objetos inanimados o nombres abstractos.

FORMACIÓN

Nominativo:

Captura de pantalla 2015-01-19 a la(s) 10.55.04

Maestros

Acusativo y genitivo:

Captura de pantalla 2015-01-19 a la(s) 10.58.48

Maestros

USO:

Entre los grupos de sustantivos que toman el plural sano masculino están muchos gentilicios النِسبة y algunos participios y nombres de profesión u oficio.

Gentilicio نِسْبة

Captura de pantalla 2015-01-19 a la(s) 11.01.40

Egipcios

Participio activo اِسْم الفاعِل

Captura de pantalla 2015-01-19 a la(s) 11.29.48

Los que van (del verbo ذَهَبَ ـ يَذْهَبُ)

Participio pasivo اِسْم المَفْعول

Captura de pantalla 2015-01-19 a la(s) 11.31.50

Ocupados

Profesión u oficio مِهْنَة

Captura de pantalla 2015-01-19 a la(s) 11.05.52

Panaderos (del sustantivo خُبْز, pan)

Nota: Los dialectos árabes simplifican y emplean el acusativo/genitivo para todos los plurales sanos masculinos. Así dicen:

المُعَلِّمين

الخبازين

المشقولين

ذاهِبين

,

b) El plural sano femenino الجَمْع السالم المُؤنّث

El plural sano femenino se forma añadiendo la terminación ـاتٌ al singular en nominativo y la terminación ـاتٍ en acusativo y en genitivo. Como puedes apreciar, la diferencia estriba únicamente en la desinencia de caso. El plural femenino se usa para términos que designan seres racionales femeninos, pero también se aplica a nombres abstractos. Dicho esto, hay que señalar también que no todas las palabras que acaban en tāʼ marbūṭa /ة/ toman necesariamente el plural femenino sano.

Seres racionales

Captura de pantalla 2015-01-19 a la(s) 12.23.32

Maestras

Términos abstractos

Captura de pantalla 2015-01-19 a la(s) 12.26.39

Palabras

c) La concordancia

Seres racionales

Los adjetivos concuerdan con el nombre a que acompañan en género, número y caso, siempre y cuando el sustantivo haga referencia a un ser racional. (En algunos casos excepcionales concuerda en femenino singular cuando se trata de un colectivo que suprime la individualidad de sus integrantes).

Captura de pantalla 2015-01-19 a la(s) 13.03.53

Seres no racionales

Los plurales que hacen referencia a seres no racionales (no humanos), a animales, seres inanimados, objetos y conceptos abstractos concuerdan siempre en femenino singular (véase el apartado El plural fracto).  

d) Ejemplos

Plural sano femenino

Captura de pantalla 2015-01-20 a la(s) 11.31.37

Plural sano masculino

Captura de pantalla 2015-01-20 a la(s) 11.26.59

Bibliografía: Haywood y Nahmad, Nueva Gramática Árabe, Trad. F. Ruíz Girela, Madrid: Editorial Coloquio, 1992; y K. Brustad, M. al-Batal, A. al-Tonsi, al-Kitaab fii Taʽallum al-ʽArabiyya (1).

PD: Para saber más sobre los participios en castellano puedes consultar la entrada de la Real Academia de la Lengua Española (DRAE) o seguir el enlace a la Wikilengua.

Un fragmento del collar طوق الحمامة

Si crees que la Edad Media fue oscura y el Islam reprime la sexualidad te invito a que leas este fragmento del collar de la paloma de Ibn Ḥazm, tratado de literatura universal del siglo XI que versa sobre el amor.

Puedes leer el fragmento en árabe y en su traducción castellana y forma parte del ya mencionado tratado sobre el amor “El collar de la paloma” طوق الحمامة del cordobés Ibn Ḥazm al-Andalusī. La traducción de la obra y las notas son de Jaime Sánchez Ratia tal y como aparecen en la edición del 2009 con la salvedad de las notas del texto árabe. Por ser, sobre todo, de carácter técnico he decidido obviarlas así el texto resulta más ameno.

¡Aviso: contenido literario no apto para menores!

باب (٦) من لا يحبّ إلاّ مع المطاولة

(…)

وإني لأعرف فتى من أهل الجدة والحسب والأدب كان يبتاع الجارية وهي سالمة الصدر من حبّه، وأكثر ذلك كارهة له لقلّة حلاوة شمائلَ كانت فيه، وقطوبٍ دائمٍ كان لا يفارقُه ولا سيٍّما مع النساء، فكان لا يلبث إلا يسيراً ريثما يصل إليها بالجماع  ويعود ذلك الكُرْهُ حبّاً مفرطاً، وكلفاً زائداً، واستهتاراً مكشوفاً، ويتحوّل الضجر لصحبته صجراً لفِراقه.  صحِبه هذا الأمرُ في عدّة منهنّ. فقال بعض إخواني: فسألته عن ذلك فتبسّم نحوي وقال: إذاً والله أخبرك: أنا أبطأ الناس إنزالاً، تقضي المرأة شهوتها وربّما ثنت وإنزالي وشهوتي لم ينقضيا بعد، وما فترت بعدها قطّ، وإنّي لأبقى بمنّتي بعد إنقضائها الحين الصالح، وما لاقى صدري صدرَ امرأة قطّ عند الخلوة إلا عند تعمّدي المعانقة، وبحسب ارتفاع صدري نزولُ مؤخري.

فمثل هذا وشبهه إذا واقع واقع أخلاق النفس وولّد المحبة، إذ الأغضاء الحسّاسة مسالكُ إلى النفوس ومؤدياتٌ نحوها.

ابن حزم الاندلسي، طوق الحمامة

Capítulo (VI) De quien no se enamora sino con el largo trato

(…)

Yo conozco a un jovenzano bien gallardo, vástago de gente rica, noble y cultivada, que acostumbraba a comprar esclavas. Al principio, la esclava no abrigaba por él amor alguno, sino que, por el contrario, le tenía aborrecimiento por la poca dulzura que le mostraba y la tirantez constante que parecía acompañarlo a todas horas, especialmente con las mujeres. Pero no pasaba mucho tiempo sin que, tras haber mantenido relación carnal con ella, aquel aborrecimiento de ésta se trocase en amor exagerado, pasión excesiva y sensualidad descocada, y el fastidio que sentía en su presencia se tornara en disgusto si se separaba de ella. Así le acaeció con varias. Me contó un amigo mío, hablando de este caso: “Le pregunté por ello. Me sonrió y dijo: ‘Está bien, te lo voy a contar: soy la persona más premiosa en punto a eyacular (1). La mujer ha llegado ya a la cima de su placer, y quizás lo ha doblado, y yo todavía retengo mi semilla, y mi lujuria está por colmar. Nunca me aflojo (2) después de que la mujer llegue a su éxtasis, y me quedo dentro de ella (3) el rato que es preciso tras ella llegado al colmo del deleite. En la intimidad del lecho, mi pecho nunca llega a tocar el de la mujer, salvo que desee abrazarla, y tanto como lo levanto dejo caer mis nalgas (4).”

Éstas y parecidas cosas, cuando se dan, provocan concierto entre los caracteres del alma y hacen nacer el amor, ya que las partes sensibles del cuerpo son veredas de las almas, por lo que a ellas se llega (5).

Notas

(1) Los malabarismos de Emilio García Gómez para evitar las palabras fuertes del texto son patentes: “en quien dura más el desmayo amoroso”. Corrían los años 50, por lo que causa extrañeza, pese a las precauciones del traductor, que el libro pasara la censura. Quizás el prólogo de Ortega fuera la clave, y por ello esperase más de dos años con el libro terminado a que Ortega lo acabase. De todos modos,  Leon Bercher, por su parte, recurrió al viejo latín, (sum tardissimus in ejaculando) lo que, en su caso, es menos perdonable, viviendo donde, por entonces todavía, era parte de la liberal Francia (Argel).

(2) El significado de fatarto o fattartu dista de estar claro. Leon Bercher cambió el ba‛da-hā que viene luego por qabla-hā, y traduce nunquam ante feminam elangui. Yo creo que faltara está usado con el sentido de “perder la erección”. No otro sentido puede explicar ese ba’da-ha, que el ms aporta claramente.

(3) El texto aprece decir bi-ḥasabī, “según considero”; sin embargo, Leon Bercher aporta biḥibsi (in vaso), y Iḥsān ‛Abbās corrige bi-munatī, “con mi esperma”. Misterio, quizás irresoluble.

(4) Expresión curiosa, de la que parece desprenderse que la postura del “misionero” ya era considerada normativa por aquellas lejanas fechas.

(5) Aquí Ibn Ḥazm, por decirlo así, se cura en salud, y tras haber defendido que las atracciones corporales con caminos que llevan a la lujuria, admite sin ambages que también por la rija se arriba a las playas del alma (y no naufragando precisamente).

Bibliografía

Ibn Ḥazm al-Andalusī, El collar de la paloma (El collar de la tórtola y la sombra de la nube), edición bilingüe, trad. Jaime Sánchez Ratia, Madrid: Hiperión, 2009, pp. 87-89.

Collar de la paloma

Relación de genitivo: la iḍāfa الإضافة

En lengua árabe dos sustantivos (o más) pueden entablar una relación entre sí, similar a la relación de propiedad o posesión del genitivo sajón (John‘s dog). De manera similar puede toparse uno con expresiones así en Andalucía: “Estoy en cá José” (Estoy en casa de José). La relación de genitivo en árabe se llama iḍāfa الإضافة y se compone como mínimo de dos sustantivos seguidos. El primer término, llamado en gramática árabe muḍāf مُضاف, va determinado por el segundo término, conocido como muḍāf ilayhi مضاف إليه.

Captura de pantalla 2016-03-11 a la(s) 09.30.49

El segundo término esta determinado y lleva, en tanto que relación de genitivo, kasra, aunque no siempre aparece. La flexión del primer término de la iḍāfa dependerá de la función que desempeñe en la oración. Así puede llevar el signo de nominativo, acusativo o genitivo. En árabe se puede determinar un sustantivo de tres maneras diferentes y excluyentes entre si:

1.Determinación por artículo:

Captura de pantalla 2016-03-11 a la(s) 09.27.49

2. Determinación por pronombre posesivo:

Captura de pantalla 2016-03-11 a la(s) 09.31.07

3. Determinación en tanto que es nombre propio:

Captura de pantalla 2016-03-13 a la(s) 11.37.38

Nota

Nada puede interponerse entre los dos sustantivos, es decir, entre el nombre y el genitivo que le sigue. Por tanto, si se quiere calificar al primer término con un adjetivo deberá colocarse tras la iḍāfa.

Captura de pantalla 2016-03-11 a la(s) 12.45.05

La puerta antigua de la casa

Para distinguir si el adjetivo califica al primer término o al segundo de la iḍāfa bastará fijarse en la flexión gramatical.

Captura de pantalla 2016-03-11 a la(s) 12.45.46

La puerta de la casa antigua

Bibliografía

Haywood y Nahmad, Nueva Gramática Árabe, Trad. F. Ruíz Girela, Madrid: Editorial Coloquio, 1992, pp. 42 y 43; y K. Brustad, M. al-Batal, A. al-Tonsi, al-Kitaab fii Taʽallum al-ʽArabiyya (1), pp. 41 y 42.

Ciclo “Directoras Árabes Contemporáneas” 

Fundación Euroárabe y Casa Arabe presentan en sus tres sedes, el ciclo de “Directoras Árabes Contemporáneas” que podrá verse durante los meses de marzo y abril en Granada, Madrid y Córdoba. El ciclo presenta las cintas de cinco directoras árabes que nos presentan un programa con tres largometrajes y dos documentales.

Más información: https://www.fundea.org/es/noticias/cineastas-arabes